Proyecto Educativo
Colegio Santa Úrsula - Maipú

1. INTRODUCCIÓN


Este proyecto es fruto de la experiencia educativa de las ursulinas, de la práctica pedagógica de los
docentes y de las necesidades que manifiestan las familias que optan por nuestro colegio. Se ha elaborado
a través de varios años, escuchando las sugerencias de cada uno de los agentes educativos, confrontando
el ideario de la Compañía de Santa Úrsula con los nuevos requerimientos de la sociedad y de la Iglesia y
construyendo síntesis que permitan la fidelidad a los principios fundadores de las ursulinas. Es un
documento en constante revisión en los aspectos operacionales para adaptarse a los nuevos
requerimientos de la sociedad, la Iglesia y las familias.


2. ANTECEDENTES HISTÓRICOS


El carisma ursulino es parte de una historia que se ha ido construyendo y escribiendo a lo largo de siglos
y cuya vigencia y actualidad es una realidad patente en la existencia de un monasterio fundador de dos
colegios en nuestro país.

Su historia al servicio de la educación en Chile, no ha sido improvisada. Sólidas raíces han servido de faros
que a través de los siglos han ido señalando el camino.

La pedagogía ursulina se inspira en la fundadora de la Orden, Santa Ángela Merici (1474 - 1540) quien
fundó la Compañía de Santa Úrsula en el año 1535. Con esta obra abrió a las mujeres de su tiempo el
camino hacia nuevas tareas en la Iglesia Católica y en la sociedad. Al poco tiempo de su muerte, la
Compañía creció rápidamente, dedicándose preferentemente a la educación de la juventud
femenina. Santa Ángela eligió a Santa Úrsula como Patrona y Protectora de la Orden, dadas las
condiciones carismáticas de esta mártir, quien atraía a todos los que la escuchaban y dio muestras de una
fuerte voluntad y una santidad hasta las últimas consecuencias. El barco de Santa Úrsula, donde fueron
martirizadas ella y las jóvenes vírgenes que la acompañaban, es el símbolo del Colegio y es la insignia que
las alumnas llevan en sus uniformes.

Las religiosas ursulinas del Convento de Berlín, Alemania, llegaron a Chile entre noviembre de 1938 y
marzo de 1940. Al comienzo las religiosas desempeñaron labores diversas: trabajos en hospital, atención
a hijos de refugiados alemanes y a huérfanos del terremoto de Chillán, ayuda a niños con problemas del
habla, etc. En marzo de 1939 comienza el trabajo educativo en Santiago, con un kindergarten que funcionó
en la calle Víctor Hendrych. Cada año van aumentando los cursos, uno a uno.

Los esfuerzos desplegados por las Ursulinas van rindiendo sus frutos. En el año 1945 el Colegio obtiene
su reconocimiento por el estado según decreto del Ministerio de Educación de Chile. En 1946 se inician
las Humanidades y es reconocido como Colegio Experimental. En el año 1961, el Colegio tiene el
reconocimiento oficial como Cooperador de la Función Educacional del Estado (Decreto nro. 16591). El
kindergarten creado en Santiago, al poco tiempo, se transformó en el Colegio que, en 1952, se instala en
Vitacura, el que funciona en Nueva Costanera 4190 desde marzo de 1993.

1 | P á g i n a